InicioDestacadosClaritza Luzardo: «Lo más importante de un sindicato es el apoyo real»

Claritza Luzardo: «Lo más importante de un sindicato es el apoyo real»

Una hora o más tardaba Claritza Luzardo en llegar a su trabajo en la sucursal Maipú Manuel Rodríguez. El regreso a casa no era distinto, aunque el cansancio en horas de la tarde se evidenciaba aún más. La vida cotidiana con su hija pequeña se estaba volviendo difícil, por lo que decidió solicitar su traslado en BancoEstadoExpress.

Hoy Claritza se mueve por la ciudad con una sonrisa. Demora 20 minutos en llegar a la sucursal La Legua, donde se desempeña como asistente de servicio en mesón de clientes. Atrás quedó el cansancio y las horas interminables en locomoción colectiva.

«Por mi hija necesitaba estar más cerca de ella, y también por seguridad personal pues circulaba muy temprano en la mañana y llegaba a oscuras a mi casa. No trabajaba con tranquilidad. Por eso no dudé al plantearle un posible cambio a mi jefe. Él conversó con los directivos del sindicato para saber los pasos a seguir y me entregaron todo su apoyo», señala.

Claritza ingresó al sindicato 2 hace un año aproximadamente tras escuchar muy buenos comentarios de lo mucho que ayudaban a los socios. Conoció a un miembro de la directiva cuando fue a visitarla personalmente a propósito de su cambio.

«Lo más importante de un sindicato es el apoyo real y la solución de tus problemas. En mi experiencia, solo puedo tener palabras de agradecimiento hacia ellos», comenta.

Aporte para BEX

Una de las cualidades laborales de Claritza es el buen manejo con clientes gracias a su temperamento más relajado.

Le gusta trabajar con público y dice tener paciencia para escuchar y resolver lo que se necesita. ¿El resultado? Los clientes se van contentos por la buena atención recibida.

«Me han reconocido también porque tengo cierto talento para desarrollar de manera óptima la venta de seguros», destaca.

Un «restaurante» en casa

Claritza llegó hace 6 años a Chile proveniente de Venezuela. Al igual que muchos de sus compatriotas se vio obligada a dejar su país y a su familia. Se vino sola, trabajó mucho y pudo alcanzar la solidez para traer a su hija de 10 años, Sofía, y a su madre.

Sus proyectos futuros hoy están puestos en Chile, donde disfruta de una vida tranquila en compañía de su pareja chef. Él se encarga de preparar platos deliciosos para todo el grupo familiar, mientras Claritza y su hija se encargan de la degustación oficial. Otra parte de su tiempo libre la dedica a ver series y descansar en su hogar.

Con su reciente traslado las preocupaciones se fueron. Trabaja tranquila, transita de manera segura y tiene más tiempo para disfrutar de juegos y risas con Sofía.

Nuestras condolencia
¡Ganadores becas 20
NO HAY COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO